¿Es el árabe un idioma europeo?

Por Hisham Muhammad

Hoy es el Día Europeo de las Lenguas. Se trata de una efeméride que impulsó la Unión Europea en 2001 para fomentar el aprendizaje de idiomas entre los ciudadanos de distintas edades dentro de la UE. Se enmarca dentro de políticas que son una referencia en todo el mundo para expandir el uso de las lenguas europeas a nivel internacional. Un buen ejemplo es aquel del Instituto Cervantes del cual tienen mucho que aprender los países árabes e islámicos a la hora de crear políticas acertadas para la divulgación de un idioma tan bonito y tan desconocido como es el árabe.

Siendo una persona políglota sumamente interesada en la lingüística, hay un idioma europeo que estudié con relativa profundidad; una lengua hoy destaca por su amplio uso, que se fraguó en una isla en la periferia del Viejo Continente uniendo componentes principalmente germánicos (anglosajones) y latinos (francés), y que hoy es, sin duda, el idioma más influyente en Europa y en todo el mundo. Me refiero al inglés, obviamente. Pero, el inglés moderno que tanto usamos (o no) sólo ha existido en una forma relativamente cercana a su forma actual a partir del siglo 16 (S.XVI) después de conocer grandes cambios en su pronunciación (especialmente la de las vocales) y en su grafía. Antes de esas fechas, las obras que nos constan en Inglés Medios (como por ejemplo las de Chaucer) son difícilmente legibles e inteligibles incluso para una persona nativa. Y ya ni hablar del Inglés Antiguo de los siglos 9 o 10 que se parece quizás más al sueco, danés o alemán que al inglés moderno. Esto se debe a factores sociales y políticos, como la, en aquel entonces, reciente llegada de migrantes germánicos a las Islas Británicas. Pues bien, cuando el inglés moderno aún se estaba gestando en el siglo 15, y mientras Londres era una ciudadela de 40.000 habitantes (especialmente después de la Peste Negra) y Dublín un pueblo de apenas 10.000, ya se habían escrito siglos antes algunas de las obras más importantes de Europa en árabe y las grandes mentes que “partían el bacalao de la intelectualidad” vivían en las grandes urbes andalusíes de Córdoba, Granada o Zaragoza y eran una referencia mundial en Filosofía, Teología (la influencia islámica sobre autores como Santo Tomás de Aquino es innegable), Astronomía, Medicina o Botánica.

Beowulf
Manuscrito de Beowulf – 975 – 1010 d.C.

Si el inglés es un idioma de apenas un milenio que sufrió cambios radicales en materia de fonética y morfología, el español también es un idioma relativamente joven y que conoció cambios comparables a los que conoció el inglés. El árabe, en cambio, ha conocido un destino bien distinto. Si bien ha evolucionado considerablemente en sus variantes dialectales. El árabe clásico usado por los autores medievales sigue siendo inteligible para cualquier lector común. De esta forma, si bien “Beowulf”, la obra más antigua en inglés antiguo (Siglo 9-Siglo 10) es casi imposible de entender hoy para un lector no especializado en Inglés Antiguo y necesitó de traducciones al inglés moderno, las obras árabes escritas en esa época siguen siendo leídas con total normalidad hoy en día sin necesidad de ninguna adaptación excepto algún apunte aclaratorio a pie de página. Esta longevidad del árabe, además de su expansión, se debe indiscutiblemente a una obra: El Corán.

El español es quizás uno de los idiomas europeo que más palabras árabes incorpora, sólo por detrás del turco o el bosnio. La influencia árabe sobre el español no se limita al léxico que incluye miles de arabismos. El árabe también dejó su huella en la gramática del castellano. Esta relación entre el árabe y el castellano se remonta a la incepción de éste último. No en vano, el nacimiento de la literatura española se da, según algunos expertos, con las Jarchas andalusíes bilingües que incorporaban el romance (castellano antiguo). El alifato árabe fue la grafía del castellano en esa curiosa codificación de la lengua conocida como aljamiado.

Es aquí, en la Hispania musulmana, donde el árabe produjo algunos de sus frutos literarios y científicos más selectos: la poesía andalusí, Averroes con su Colliget (Al Kulliyat fil Tibb – Principios Generales de Medicina), su discípulo judío Músa Ibn Maymún (Maimónides) que estudió en la Universidad de Al Qarawiyyin y escribió sus obras más importantes en árabe… Siglos antes de que el inglés fuese la lengua de Shakespeare, ya había escrito Ibn Tufayl su fascinante obra humanista de “Hayy Ibn Yaqdhan” (El filósofo autodidacta) a principios del siglo 12, e Ibn Hazm ya había sido uno de los autores más prolífico de la historia de la lengua árabe con sus obras de espíritu empírico en materia de jurisprudencia, ética, teología, etc. Aunque en España es conocido hoy más bien por una de sus obras quizás menos importantes: “El collar de la paloma”; notoriedad que debe quizás al prólogo (polémico, desde mi punto de vista) de Ortega y Gasset que abre la primera traducción al español por Emilio García Gómez.

Resultan incontables las obras en árabe escritas en territorio Europeo, particularmente en la península Ibérica y el sur de Italia. Y más difícil de seguir son los hilos de las influencias de sus autores sobre grandes pensadores y científicos europeos posteriores.

Sin duda, el árabe nació en Arabia y no en Andalucia. Se trata de averiguar cuál es idioma más europeo, ¿el árabe, el español o el inglés? Sería una búsqueda absurda. En cuestión de idiomas, poco espacio hay para puritanismos, ya que todos los idiomas han bebido de los afluentes de otros. Si nos ponemos a rizar el rizo, alguien podría argumentar que los orígenes del latín apuntan hacia Oriente y que los “primos hermanos” lingüísticos del griego están en Irán y la India. Y si seguimos la pista del abecedario que usamos, nos llevaría precisamente a la cuna de la civilización fenicia en el Líbano; concretamente a la ciudad de Biblos.

Preguntarse si el árabe es europeo es como preguntarse si el cristianismo es europeo. Jesús nació y vivió en Palestina (Asia) pero las interpretaciones de su mensaje que prevalecieron son las de Roma y la expansión del cristianismo fue obra principalmente de instituciones, poderes y países europeos. Del mismo modo, al no haber nacido en europa, el árabe no es un idioma europeo. Pero su desarrollo se produjo, en parte, en Europa. Por ello, el árabe sí que es un idioma de Europa. Es aquí donde dio a luz variantes puramente europeas como el andalusí y sus subcategorías como el mozárabe hablado por cristianos ibéricos araboparlantes. Fue un idioma de suma importancia en la producción literaria y científica en Europa. Y en definitiva, tal fue su peso en la trayectoria de la civilización europea, que sin ese ‘Nacimiento’ intelectual en lengua árabe no hubiese podido haber un Renacimiento. Este es un hecho que desconozcan muchos arabófonos y que les pesa a muchos ‘arabófobos’.

Hoy, lejos de ser una lengua muerta, el árabe es hablado por cientos de millones de personas. Sólo en Europa, cuenta con millones de hablantes. Gran parte de ellos no son inmigrantes sino ciudadanos europeos que, por cierto, hacen un poco menos viejo a este continente. El inglés, con su versatilidad, su adaptabilidad y su joven vigor reina en el ranking de idiomas, seguido por el iceberg castellano cuya punta está en Iberia mientras su grueso está a la otra orilla del Atlántico. El árabe sigue levantando sensaciones mixtas en Europa que van desde el miedo y la desconfianza (por razones políticas y no lingüísticas) hasta la admiración y la fascinación. En todo caso, el árabe es un idioma bonito, elocuente, y sobre todo, sigue siendo un ejemplo de lengua resistente y resiliente.

El Día de Arafa en 5 dichos del Profeta Muhammad

El duodécimo y último mes del calendario islámico se llama Dhul Hiyya (la Y pronunciada como la J en francés y, literalmente, significa ‘el mes de la peregrinación’). Comienza con 10 días de gran importancia en el Islam, los cuales culminan con el Día de Arafa (el noveno día) y el Eid del Sacrificio o Eid Al Adha (décimo día).

1. El peregrinaje es Arafa

Arafa es al mismo tiempo un día del año y un lugar. Ambos inseparables. Si, cronológicamente hablando, es el noveno día del mes que nos ocupa, geográficamente, es una planicie a las afueras de la ciudad de la Meca, en cuyo centro se encuentra un montículo que recibe el nombre de Monte de Arrahma (Monte de la Misericordia). Allí se congregan en el Día de Arafa los peregrinos procedentes de todo el mundo, y permanecen desde que sale el sol hasta que se pone. Son horas de devoción, oración, súplicas y lecturas del Sagrado Corán. Marcan el punto más álgido y el ritual más esencial de su peregrinación puesto que el Profeta Muhammad (P) dijo: “El peregrinaje es Arafa.”

Las simbologías de pasar ese día en el Monte de Arafa son numerosas. Por supuesto, es revivir algo que llevaron a cabo tanto el Profeta Muhammad (P) como sus antepasados los Profetas Ibrahim (P) e Ismail (P). Es un lugar y un momento del año para explorar las raíces de la Umma que se extienden en las profundidades de los milenios.

El mismo nombre Arafa (que deriva del verbo ‘conocer’ / ‘ver’ / ‘distinguir’ en árabe) indica que se trata de un día para conocer a Allah y, así, conocerse mejor a una mismo en el proceso.

Es el día del Pacto entre Allah y toda la humanidad, y nada establece estos conceptos mejor que un hadiz que curiosamente contiene una aleya. Se trata del hadiz que narra Abdullah Ibn ‘Abbas que dijo que el Mensajero de Allah (P) dijo: “Allah tomó el pacto de la descendencia de Adam en Na’mán (otro nombre para la zona de Arafa) y sacó de su espalda toda su descendencia (la Humanidad entera) esparciéndola ante Él como si fueran semillas, y les habló directamente diciendo:

[El Corán 7:172-173] «¿Acaso no soy Yo vuestro Señor? Contestaron: Sí, lo atestiguamos. Para que el Día del Levantamiento no pudierais decir: Nadie nos había advertido de esto. Ni pudierais decir: Nuestros padres eran ya idólatras y nosotros hemos sido una generación consecuente. ¿Vas a castigarnos por los que siguieron una creencia falsa?”

Este dicho del Profeta Muhammad (P) tiene profundas implicaciones. Quiere decir, que todos hemos estado en Arafa, creyentes y no creyentes, y ya dimos nuestra Shahada de que Allah es nuestro Dios y Creador. Lo hicimos antes de existir de forma corpórea. Lo hicimos en una realidad distinta en la que es absurdo hablar de espacio y de tiempo, puesto que estas dos dimensiones gobiernan el universo actual y no la realidad espiritual.

Curiosamente este pasaje coránico al que hace referencia el hadiz está en el capítulo de Al A’rāf (Las separaciones elevadas) y es un título que deriva de la misma raíz que la palabra Arafa. Y ese pacto es la mayor ma’rifa (conocimiento) que tenemos embebida en nosotros y de la que muchos no somos conscientes. Es un i’tiraf (reconocimiento de un hecho) que pronunciamos ante el Testigo (Al Shahīd) que es Allah. El Día de Arafa, por lo tanto, es una oportunidad para la Humanidad para salir de su amnesia y recordar su origen.

Es un dicho del Profeta (P) en el cual podríamos profundizar ampliamente y sacar conclusiones clarividentes acerca de la existencia humana y la visión islámica del ser humano. Por lo tanto, Arafa es un día de Ma’rifa (conocimiento) de Allah.

2. Hoy se completó el Dīn

Desde esa escena primordial de plenitud atemporal en la presencia divina, el segundo hadiz nos transmite a otra escena de plenitud, esta vez, de la revelación del mensaje de Allah. En Arafa se reveló el pasaje coránico que anunciaba la compleción y conclusión de su revelación. Se trata del versículo 3 del capítulo 5 del Corán: «Hoy os he completado vuestro Dīn…»

La palabra Dīn se suele traducir como religión. Cabe indicar que es una traducción muy limitada que no transmite las múltiples connotaciones de la palabra original en árabe. De todos modos, la religión del Islam se completó en ese día en tanto y en cuanto que se completó la revelación del Corán. Había sido revelado de manera fragmentada durante veintitrés años en Mercado primero, y luego en Medina. Así, cada versículo había ido conformando el texto coránico definitivo como si fuese un puzle compuesto de miles de piezas.

3. ¿Qué quieren?

Dice el Profeta Muhammad (P): «No hay un día en el cual sea más probable que Allah salve a sus siervos del infierno que en el día de Arafa. Se acerca y hace alarde con ellos ante Sus ángeles y dice: ¿Qué quieren estas personas?» Y en otro hadiz el Profeta Muhammad (P) dice que Allah afirma: «Estos son Mis siervos. Han venido a Mí desaliñeado y polvorientos (por su viaje de peregrinación en el desierto) desean Mi misericordia y temen Mi castigo sin haberme visto. ¿Qué harían si me hubiesen visto?»

Las preguntas de Allah alabado sea en estos hadices son preguntas retóricas a través de las cuales enfatiza ante los ángeles del estado de devoción, sometimiento y esperanza que los peregrinos depositan en Él, y como testigos de la misericordia y el perdón que Él dispensa para quienes acuden en peregrinaje hasta allí, y también para quienes viven este día con actos de adoración que les acercan a él. El hecho de dirigirse a los ángeles con esas palabras indica que los creyentes mediante el peregrinaje, el ayuno, las oraciones y los esfuerzos por obtener la complacencia de Allah nadan contra la corriente de su Nafs (ego) y con ello se acercan a un estado angelical.

4. El ayuno de Arafa

Los musulmanes en todo el mundo viven este día con oraciones, súplicas, lectura el Corán, Dhikr y, sobre todo, ayuno. Es Sunna ayunar el día de Arafa. De hecho, preguntaron al Profeta Muhammad (P) acerca del ayuno de este día y dijo: «Borra las faltas del año anterior y el año siguiente.» Los eruditos interpretan este hadiz con que se trata de un perdón que afecta las faltas menores contra Allah, mientras que las faltas y pecados mayores se perdonan con Tawba y restableciendo los derechos de los demás ai esas faltas les afectan.

5. ¿He hecho llegar el mensaje?

En el Monte de Arafa fue donde el Profeta Muhammad (P) dio su sermón conocido como la Jutba de la Despedida. Lo comienza indicando que él es consciente de que puede ser su último sermón, y acto seguido habla de una serie de derechos y obligaciones que van desde los derechos de la mujer, hasta la sacralidad de la vida y la propiedad, pasando por la abrogación de la usura. Después de cada afirmación preguntaba: “¿Acaso no os he hecho llegar el mensaje?” Desde un sentido de la responsabilidad y del deber acumulado tras veintitrés años de misión y continuo esfuerzo para sacar a la luz su eterno mensaje.

Equipara a mujeres y hombres diciendo: «Vuestras mujeres tienen derechos sobre vosotros, y vosotros tenéis derechos sobre ellas.» Y ello en una época en la cual la norma en la práctica totalidad de las sociedades de la Tierra era menospreciar a la mujer y considerarla un mero objeto y una propiedad del hombre.

«Vuestra sangre y vuestros bienes son igual de sagrados que este día en el que estáis (Arafa) en este mes en el que estáis (Dhul Hiyya) y en esta tierra en la que estáis (la Meca).» Esta afirmación es más actual que nunca, en una época que ha visto la expansión de ideas extremistas ajenas a las enseñanzas del Profeta Muhammad (P), que cuestan la vida de manera salvaje a miles de musulmanes. En tiempos en los cuales la insaciable codicia de unos cuantos despoja a pueblos enteros de su Humanidad y su dignidad innata. Y es un discurso vigente en esta era en la cual las potencias mundiales compiten para elaborar las herramientas más mortíferas con el potencial de acabar con millones de personas presionando un botón. La Jutba de Arafa es una llama a la Humanidad a la sensatez y a escapar de la secularización de lo que Allah establece como sagrado, especialmente la vida y los derechos del ser humano.

Abdul puede convertirse en el primer gobernador musulmán en EEUU

Por Hisham Muhammad

Hoy, martes, se celebran las elecciones primarias en el “estado de los Grandes Lagos”. Es una carrera electoral que podría culminar en un hecho histórico: el primer gobernador musulmán en la historia de EE.UU. Y no estamos ante cualquier estado. Se trata de Michigan, uno de los estados más grandes geográfica y demográficamente hablando, y cuna de la importante industria automovilística del país.

En pocas horas se revelarán los resultados de las urnas. Se vota un candidato de cada partido de cara a las elecciones conocidas como “midterm elections” o elecciones a mitad del mandato, que se celebrarán en noviembre. En juego están un escaño en el senado, 14 escaños en el congreso y, lo más importante, el puesto de gobernador. Quizás, la batalla por la mansión del gobernador sea la que más atención acapara en este estado norteño, no solo por la importancia del puesto sino por la diversidad de los candidatos.

Por el lado republicano, el actual gobernador Rick Snyder deja su puesto con muy bajos niveles de popularidad por su gestión de las secuelas de la crisis de contaminación del agua en la ciudad de Flint, un suceso que acabó con la vida de al menos 12 ciudadanos y dio la vuelta al mundo. Las encuestas colocan como favorito en las primerias del partido republicano al actual fiscal general Bill Schuette como favorito (36 puntos) seguido por el actual vicegobernador Brian Calley (26%).

Por otro lado, las primarias del partido demócrata, la candidata Gretchen Whitmer (35 puntos) seguida por el emprendedor del sector farmacéutico Shri Thanedar (25%) y por un joven de 33 años llamado Abdul El-Sayed (22%).

El-Sayed, doctor, epidemiólogo y ex director ejecutivo del departamento de salud de la ciudad de Detroit, ha visto cómo su popularidad ha ido in crescendo en los últimos meses, especialmente después de recibir oficialmente el respaldo tanto del conocido senador Bernie Sanders la pasada semana, como de la popular política latina Alexandria Ocasio-Cortez, flamante ganadora a finales de junio de las elecciones por el distrito 14 que incluye los barrios neoyorquinos de Queens y el Bronx.

Bernie Sanders con Abdul El-Sayed en un mitin de la campaña de este último

Los tres forman un tridente progresista que intenta cambiar la presunción de que en la zona del ‘Midwest’ estadounidense no funcionan las políticas progresistas. El eslogan de la campaña de Abdul (#DoneWaiting) sugiere un frustración y cansancio general entre la población debido a lo que consideran un cúmulo de promesas incumplidas. El estado limítrofe con Canadá tiene una de las peores infraestructuras del país, altos niveles de pobreza y violencia en ciudades como Detroit o Flint, y altos precios en la educación universitaria que la convierten casi en un privilegio elitista. Michigan cuenta con algunos campus universitarios más grandes del país, especialmente en la ciudad de Ann, Arbor.

Por ello, los principales objetivos de El-Sayed son una cobertura sanitaria universal, un sueldo mínimo de 15 dólares la hora, una educación universitaria gratuita e internet público para todos. De salir elegido hoy como candidato demócrata, Abdul tendrá todo el viento a favor para convertirse en noviembre en el primer gobernador musulmán no solo de su estado sino de la historia de Estados Unidos.

Ocasio-Cortez tomándose una selfie con El-Sayed

Al igual de Ocasio-Cortez, Abdul El-Sayyed ha convertido en una baza las críticas dirigidas a él por su identidad musulmana y el hecho de ser descendiente de inmigrantes egipcios. “Nos están diciendo que algunos de nosotros no son igual de americanos que otros, excepto que han olvidado de que América se basa en el hecho de juntarnos todos”, afirma. También ambos políticos tienen en común el no recibir fondos de grandes empresas para sus respectivas campañas.

En general los analistas pronostican no solo una victoria demócrata sino una “ola azul” en Michigan; un estado tradicionalmente demócrata pero que en 2016 vio cómo Donald Trump se colocaba ligeramente por encima de Hillary Clinton en las elecciones presidenciales.

También en Michigan, hay dos candidatas musulmanas para el Congreso. Rachida Tlaib, de origen palestino, logró algo histórico en hace diez años: fue la primera mujer musulmana elegida para en la legislatura de Estado. Ahora compite para conseguir un escaño en el Congreso de EE.UU. por el distrito 17. Por otro lado, compitiendo por el escaño del distrito 11 está Fayrouz Saad que trabajó en el Departamento de Seguridad Nacional en la era Obama. Al igual que Tlaib, adopta una postura proactiva respecto a su identidad arabo-musulmana y se da a conocer sin miedo y sin tapujos. “Deja que te hable de mí. Deja que te cuente mi historia. Deja que te diga porqué tú y yo somos iguales y no diferentes”, afirma Fayrouz.

Michigan tiene una de las comunidades musulmanas más grande y arraigadas en la historia del país, concentradas especialmente en ciudades como Dearborn o Hamtramck. No obstante, un vistazo al perfil de Facebook del candidato de origen árabe revela que la mayoría de quienes le apoyan no son ciudadanos musulmanes; y es allí precisamente, en las redes sociales, donde está probablemente el secreto del éxito de estas nuevas caras de la política en EE.UU. Un hecho esperanzador en la lucha contra los prejuicios y el odio en medio de la era Trump.

VÍDEO: ¿Qué tiene que ver el hecho de ser creyente con las abejas?

En este primer video de Conceptos Básicos, Hisham Muhammad explora un hadiz que establece una curiosa comparación. Dice el Profeta Muhammad, que la paz sea con él:

«Juro por Aquel en cuyas manos está mi alma, el ejemplo de creyente es aquel de la abeja: come de lo puro (tayyib), produce lo puro, y cuando se posa ni rompe ni corrompe.»

La Biblia, el Corán y la ciencia

Esta comparación del Corán y la Biblia bajo la luz de la ciencia moderna es un interesante libro escrito por el médico y autor francés Maurice Bucaille. Recomiendo su lectura ya que es un texto que exclarece algunas de las diferencias entre ambos libros sagrados y establece que no existe ninguna contradicción entre una lectura correcta del Corán y los últimos descubrimientos y hechos científicos comprobados.

Se puede bajar aquí: La Biblia El Coran y la Ciencia

La ausencia del castellano en los sermones del viernes… ¿Hasta cuándo?

Este Eid Al Fitr coincidió, en España y en la práctica totalidad del mundo, con un viernes. Eso significa que el mismo día se celebraron, primero, la oración matutina del Eid, y pocas horas después, la oración del viernes. Ambas con sus respectivos sermones. Son dos citas, una semanal y otra anual, para lanzar un mensaje a la comunidad, orientarla y guiarla.

Sin embargo, si comparamos el discurso de las mezquitas en España con otros países occidentales como Inglaterra o Estados Unidos, vemos que dichos países han recorrido un camino aún por recorrer en España. Allí se usa el idioma inteligible para la mayoría de la población (el inglés en este caso). Se emplea como lengua franca que entiende todo el mundo. En España, de momento, sigue costando introducir el español en los sermones, charlas y discursos más importantes en nuestros centros de culto. Seguir leyendo “La ausencia del castellano en los sermones del viernes… ¿Hasta cuándo?”

Todos sus días eran mi día

Sufrimos amnesia. No nos acordamos de nuestras vivencias más tempranas y más extrañas. Hablo de ese universo llamado madre.

Hablo de cuando yo, por ejemplo, me revolvía entre sus entrañas. Nueve meses sin saber que ella era mi madre. Me alimentó con su sangre. Aguantó la fatiga, el dolor, el insomnio… Hablo de cuando mi madre y yo eramos uno.

Luego, cuando vi la luz del día, ella es la que me atendía; la que me entendía… Con amor y paciencia correspondía mi torpeza y rebeldía. Se alegraba cuando me reía. Lloraba si algo me dolía. De ella aprendía. Me otorgaba su sabiduría y en mí el amor a la vida encendía.

Todos sus días eran mi día. Por mí se preocupaba y con sus plegarias me impulsaba. Todo elogio no le hace justicia. Ella es quien excedía todas las palabras y las trascendía.
Francamente, en el mar de sus favores me hundiría.

Dedicarle sólo veinticuatro horas es una osadía. Porque todos los días son su día.

Científicos presagian que la contaminación será peor de lo que se esperaba

En tercera persona. Así es cómo hablamos de la Tierra. Como si de un mundo lejano se tratara, al que somos ajenos. Nos olvidamos de que somos parte de ella. De ella procedemos y su destino es inseparable del nuestro.

Todo el mundo se acuerda de ella en “su día” el 22 de abril. Es la fecha elegida para recordar nuestra responsabilidad de llevar una vida más ecológicamente viable, más “eco-friendly”. Y luego la mayoría de nosotros se olvida del tema al día siguiente. Se podría denominar una “eco-amnesia” que pretende que al planeta sólo le pertenece un día de entre los 365.

Esta efeméride del “Día de la Tierra, es un tanto paradójica y tiene su historia. Y es que en el año 1969, en una conferencia de la UNESCO que tuvo lugar en la emblemática ciudad de San Francisco, John McConnell propuso un día que celebrase la paz y concienciase acerca de la necesidad de formar una visión global a la hora de preservar el planeta. Dichos principios impulsados desde la ciudad dorada de California fueron celebrados por primera vez el 21 de marzo de 1970, coincidiendo así con el inicio de la primavera, estación simbólica de la moderación y la esperanza. Veinte años después, la fecha trascendería su ámbito nacional estadounidense y cobraría un alcance relativamente global.

El aniversario de nuestro actual año es ya el cuadragésimo sexto intento de despertar la consciencia de los terrestres para que veamos, de una vez y por todas, el precipicio hacia el cual nos dirigimos en masa. Es un paréntesis que algunos abren en medio de nuestra auto-aniquilación como especie; y es especialmente pertinente ahora que el negacionismo obstinado del calentamiento global ocupa la Casa Blanca, acentúa nuestra ceguera y nos rodea, literal y metafóricamente, con cortinas de humo que ya casi nos impiden vernos los unos a los otros.

Y aún así dedicamos unas escasas 24 horas al año a una reflexión que destila ingenuidad puesto que no alcanza ver la raíz del problema que se agarra y se camufla escurridizamente en el ego de cada uno de nosotros.

Es un día en el que pretendemos concienciar acerca del estado miserable al cual estamos reduciendo este rincón del universo que llamamos nuestro hogar sólo para que, al día siguiente, nos dediquemos a hacer todo lo contrario de lo dicho.

McConnell fue una persona con un gran ímpetu por resolver los problemas que aquejaban a la humanidad entonces y que, si acaso han cambiado, no han hecho más que ganar en gravedad. Es descartable que McConnell si hubiera conformado con un simple día anual por la Tierra si viviera en nuestros días, respirara nuestro aire, y viera la contaminación que afecta incluso las cimas de las montañas y las profundidades de los océanos.

Muchos son los informes científicos que presagian que los niveles de contaminación a nivel global serán peores de lo que se esperaba en proyecciones anteriores. Hace un año un equipo formado por los biólogos más destacados del planeta llegó a una conclusión espantosa. Según informaba el periódico The Guardian antes de que acabara el presente siglo (algunos de nosotros aún estaríamos vivos) la mitad de las especies animales del mundo habrá desaparecido. Y es que los humanos estamos destruyendo al reino animal acaparando todos los recursos, destruyendo su habitat natural a pasos agigantados y causando una autentica extinción colectiva. Algunos activistas piensan que los resultados de este informe son incluso una subestimación.

Un documental que muestra la escala colosal a la que se está llevando a cabo esta aniquilación del medio natural se titula “Racing extinction” (2015)

 

 

Los datos son alarmantes. Por ejemplo, según un informe del Banco Mundial de 2012 titulado “What a waste?” (¿Qué desperdicio?) afirma que las cantidades de residuos sólidos aumentará un 70% de aquí a 2025. Es decir en menos de 10 años.

¿Qué significa esto? Según el mismo informe, aumentará nuestra basura en definitiva desde los 3,5 millones de toneladas diarias que producíamos en 2010 a más de 6 millones de toneladas por día en 2025. Si crees que generamos demasiada basura hoy en día, espera ver las montañas de basura entre las que viviremos en el año 2025.

¡Ah! Y ensuciar no sale gratis. Según dicho informe del Banco Mundial el coste global para gestionar nuestra basura subirá desde los 205 mil millones de dólares de 2010 para alcanzar 375 mil millones en 2025.

Lo paradójico de la situación es, por una parte, que el día en honor a la Tierra, naciera en el país que más la asfixia y no muy lejos de instituciones tremendamente poderosas que anteponen los intereses de un puñado de lobbies al bien común de los habitantes de la Tierra. Por otro lado, llama la atención esa condición de alteridad que conlleva hablar de la Tierra en tercera persona, como si nosotros y nuestros hijos (acompañados por nuestra basura) tuviéramos la opción de decirle adiós a la tierra e irnos a otro planeta.

Al fin y al cabo, formamos una unidad indivisible con la Tierra. Somos tierra y somos de la Tierra: “De ella os creamos, a ella os devolveremos y de ella os haremos salir de nuevo.” [El Sagrado Corán 20:55] Sin embargo, la prognosis para los años venideros no augura nada bueno. En definitiva, nuestro modo de vida es inviable y nuestra idea de progreso debe dejar atrás su actual exceso. ¿Es posible?

Mientras el efecto dominó de la destrucción del planeta está en marcha, seguimos viviendo anestesiados, sin tomar ninguna medida realmente efectiva. De hecho, muchos científicos niegan saber a ciencia cierta si ya hemos cruzado el Rubicón y ya es demasiado tarde para tomar medidas efectivas. La situación puede que sea irreversible y que cualquier medida se limite a retrasar lo inevitable.

Seguir leyendo “Científicos presagian que la contaminación será peor de lo que se esperaba”