Al-izaar: el altruismo

En condiciones de escasez generalizada, como las que atraviesan actualmente muchas sociedades incluso de países desarrollados, es cuando la solidaridad y la hermandad de los seres humanos se ponen a prueba.

stone_altruism-custom1

 Lógicamente cuanto más desesperada es la situación más difícil es manifestar esa empatía. No obstante, esto no es siempre del todo cierto. Es en este tipo de contextos de adversidad extrema donde los verdaderos colores de los seres humanos salen a luz, y a veces son de tal impresionante belleza y resplandor que proporcionan vestigios que invitan a mantener la esperanza.

 Si ser altruista en tiempos de bonanza es meritorio de por sí, tiene aún más mérito e incluso cobra valores heroicos serlo en tiempos de escasez, incertidumbre y angustia. Es precisamente esta la “Cuesta” que Allah (SWT) menciona en la Sura Al Balad (capítulo 90) del Corán. La cuesta consiste en renunciar a los grandes motores del ego humano; concretamente el poder y el dinero. Consiste en dar cuando uno apenas tiene. El pasaje define, con una belleza sublime en lengua árabe, esta tarea dura pero gratificante:

 “[Es] liberar a un ser humano de la esclavitud, o alimentar, en tiempos de escasez, a un pariente huérfano, o a un pobre [desconocido] tirado en el suelo – y ser, además, de los que han llegado a creer y se exhortan mutuamente a la paciencia, y se exhortan mutuamente a la compasión.” [90:14-17]

 Si, debido a fuerza mayor, uno no puede remediar estas condiciones desfavorables con sus acciones directas, entonces debe hacerlo al menos denunciándolas mediante sus palabras, o sino rechazándolas en su corazón. Dichos gestos altruistas no alcanzan su plenitud ni obtienen aceptación ante Allah (SWT) excepto cuando están exentos de hipocresía y jactancia, estando su finalidad lejos de aquella de lograr los elogios de los demás:

 “Proveen de comida –sin importar cuán necesitados estén de ella — al necesitado, al huérfano y al cautivo, [diciendo, en sus corazones:] “¡Os damos de comer sólo por amor a Allah: no queremos de vosotros recompensa ni gratitud: ciertamente, tememos el juicio de nuestro Sustentador en un Día angustioso, fatídico!” [76:8-10]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s