Determinismo Vs Fatalismo

a_portrait_of_determinism_by_relaxeder“Todo está en manos de Allah, tanto el pasado como el futuro.” [30:4]

Una parte inseparable de nuestra fe islámica es la creencia en el destino que Allah (SWT) ha trazado desde su omnisapiencia y su infinita sabiduría. Esto quiere decir que, hasta cierto punto, el libre albedrío del ser humano es limitado.

Esta creencia conlleva profundas implicaciones filosóficas y consecuencias de gran alcance sobre la actitud del creyente ante la vida.

Desde un punto de vista filosófico, el determinismo, apoyado por datos científicos recientes (física, neuropsicología, etc.), propone que el universo –al estar regido por ciertas reglas y leyes- deja una ventana de oportunidad para una única posibilidad en cada situación dada. Es decir, con saber las circunstancias exactas que rigen cada situación dada, y las leyes naturales que gobiernan el universo, seríamos capaces de predecir un resultado preciso de dicho caso dado. Esta hipótesis no es posible en realidad debido a varias razones de entre las cuales al menos dos sobresalen por su obviedad.

Por un lado, el ser humano no tiene acceso a los “datos de entrada”, y se puede decir que nunca tendrán acceso a ellos incluso si sobrevivimos como especie durante billones de años ya que el universo se encuentra en un estado of expansión y siempre habrían nuevos datos y nuevas reglas que descubrir, que tener en cuenta y que incorporar a nuestros cálculos. 

Por otro lado, como musulmanes, creemos en la intervención divina y directa que Allah (SWT) ejerce sobre el universo. Por lo tanto, existen demasiadas variables importantes en juego en este dilema para que los seres humanos seamos capaces de resolver la ecuación y predecir sus resultados.

En este sentido, al escoger algo, por ejemplo un vestido o un plato para cenar, uno lo hace en base a factores que determinan su elección. Dichos factores no se encuentran solo en el presente o en el pasado inmediato a la hora de efectuar dicha elección sino en tiempos pasados incluso anteriores al momento de nuestro nacimiento.

Allah (SWT) se refiere a esta realidad en las siguientes ayahs (versos coránicos):

No ocurre calamidad alguna en la tierra, o en vosotros mismos, que no esté [registrada] en Nuestro decreto antes de que la causemos: realmente, todo esto es fácil para Allah. [Recordad esto,] para que no desesperéis por lo [bueno] que se os ha escapado ni os alegréis [en exceso] por lo [bueno] que os ha llegado: pues Allah no ama a los que, por vanidad, actúan de forma jactanciosa, esos que son avaros e incitan a los demás a la avaricia! ¡Y quien de la espalda [a esta verdad debiera saber que], ciertamente, sólo Allah es autosuficiente, digno de toda alabanza!  [57:22-24]

En otras palabras, el mu’min (verdadero creyente) entiende que Allah es Quien controla su destino y por lo tanto no la persona en cuestión no es el piloto, sino el pasajero.  

No obstante, esto no significa que debamos esperar con los brazos cruzados. No conlleva que abandonemos la acción  y renunciemos a tomar la iniciativa. Es muy importante recalcar aquí una diferencia entre un planteamiento fatalista y otro determinista, que es el que nos importa en este contexto. Con el fin de simplificar esta diferencia crucial, tomemos como ejemplo un alumno que está a punto de tener un examen:

El determinismo postula que cada evento es una confluencia de factores y una parte integral del conjunto del universo interconectado. El determinismo considera a los seres humanos como “un uno con” la matriz del universo en constante desarrollo, mientras que el fatalismo considera que los seres humanos están fuera de dicho sistema. Esa denominación, la Matriz, es una denominación puramente coránica, ya que antes de crear el universo, Allah dispuso en un registro todo lo que ha de ser con su debida proporción [miqdar] y sus debidas coordenadas no solo espaciales sino temporales. O mejor dicho, espaciotemporales. Dicho registro es llamado en el Sagrado Corán Umm-ul-Kitab [La Matriz del Libro].

Nuestras acciones son, por lo tanto, el efecto de una amplísima serie de causas. De poder cambiar estas últimas, se pueden cambiar las acciones, o el comportamiento del ser humano. De ser capaces de modificar las variables, la ecuación seria simultáneamente modificada, y es así también como quedarían sus resultados.

El fatalismo, por el contrario, ve a los seres humanos como seres ajenos a este sistema. Afirma que lo que tiene que pasar pasará y que el ser humano no tiene absolutamente nada que decir al respecto y  nada que pueda hacer para cambiarlo.

Desde un punto de vista fatalista, el hecho de estudiar bien para el examen o no, o incluso de levantarse de la cama e ir a clase  el día del examen son hechos irrelevantes, ya que ese alumno está predestinado a aprobar o suspender ese examen.

En cambio, desde una perspectiva determinista, aunque el alumno estaba predestinado para aprobar el examen, algunos de los factores que han hecho que lo estuviese son el estudiar bien para la prueba y el haberse levantado de la cama el día del examen.

Muchos acusan el Islam de ser fatalista sin saber bien lo que significa ese término. La cosmología islámica se acerca más bien al determinismo, una visión más compatible con enseñanzas islámicas. Y que, aunque afirman la innegable voluntad divina, dejan espacio para el libre albedrío del ser humano.

La creencia en el Qadar [que puede ser traducido como destino] es esencial de la fe islámica. La ausencia de este importante pilar del Iman [fe] hace que el individuo se convierta en un maniático del control. Cualquier falta de control hace que muchos entren en pánico y se sientan inseguros e incluso desesperados [desprovistos de esperanza]. Pero por muy poco control que uno tenga sobre sus propias circunstancias, uno siempre tendrá una última libertad fundamental e inalienable. Una libertad que nadie te puede quitar. Se trata de la libertad de escoger nuestra actitud ante una situación dada, ya sea favorable o adversa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s