La Ka’ba y el cuerpo humano: dos soportes físicos para realidades suprafísicas

Veo la Ka’ba como una metáfora del ser humano.

La Ka’ba deriva su nombre de su forma cúbica. Un nombre simple para un edificio simple, de piedra, barro y tierra, en definitiva. Materiales de poco valor, desdeñables incluso, desde un punto de vista puramente material.

El valor de dicho santuario no emana de la materia prima de la que está construido, sino del hecho de haber sido elegido por Allah para constituir el punto de referencia de los seguidores de Su último Mensajero.

De la misma forma, el ser humano es un puñado de tierra embebido de un espíritu sagrado cuya fuente es el Altísimo. El ser humano tampoco encuentra su valor y su razón de ser en su cuerpo y sus funciones fisiológicas, sino en su alma y su vida espiritual.

Tanto la Ka’ba y sus paredes como el cuerpo humano y sus funciones son soportes físicos terrestres de algo supra-terrestre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s