De Excalibur a la perra que trabajaba de modelo

image
Captura de un tweet del diario El País

Algo falla cuando la muerte de un animal conmociona a un país y las muertes evitables de muchos seres humanos pasan desapercibidas.

Es un deber ético proteger la vida y el bienestar de los animales. Es, además, un mandato divino mostrar misericordia y buen trato a todo ser vivo. Pero la vida y la dignidad de los seres humanos es más primordial. Veamos…

No he visto a este país (Reino Unido) conmocionado con la muerte de los más de 2000 civiles masacrados en Gaza el pasado agosto. No estuve en las de Londres, pero a las manifestaciones que hubo en Madrid (una ciudad de varios millones) en condena a ese genocidio fueron muy pocos cientos de personas, la mitad musulmanas.

No les he visto conmocionados con los tres jóvenes musulmanes ejecutados en Carolina del Norte.

Y, sin salir de ese mismo país, no les veo conmocionados por los miles de mendigos que duermen a la intemperie en las calles británicas, y la muerte de algunos de ellos, sea por el frío, sea por ataques xenófobos alimentados por el discurso intolerante de partidos como el veterano BNP o el nuevo UKip con Nivel Farage.

No… Lo que veo que conmociona a un país es la muerte de perras o un perros como Excalibur aquí en España.

Lo que veo es mucha incongruencia y una sociedad que aprecia la vida de los perros más que la de los humanos es una sociedad que ha perdido el norte… Por muy nórdica o norteña que sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s