El Concilio de Nicea simplificado:

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA
Constantino I: el primer imperador en convertirse al cristianismo.

En tal día como hoy, un 20 de mayo de 325 e.C. arrancó el Primer Concilio de Nicea conocido como el “superconcilio” ya que en la historia de los concilios ecuménicos de la Iglesia, no ha existido un concilio de mayor relevancia que el primer concilio de Nicea. Se trata de un concilio convocado por el emperador Constantino y que acabó definiendo la fe cristiana, así como sus referencias canónicas (qué evangelios y libros mantener y qué libros quemar y declarar apócrifos), y sobre todo, la doctrina dogmática de la “Santísima Trinidad” en el conocido Credo Niceno que se aleja obscenamente de las enseñanzas de jesucristo y establece que el Espíritu Santo, “con el Padre y el Hijo juntamente es adorado y glorificado”.

Allí, en dicho concilio, se enfrentaron principalmente tres corrientes teológicas:

  • Los arrianos que sostenían la tesis llamada “Theós alethinós” que afirmaba que “sólo el Padre es verdadero Dios.
  • Los nicenos o “homousianos” que defendían la tesis contraria a los arrianos, llamada “Homoousios” que afirmaba que “El Hijo es de la misma sustancia y naturaleza del Padre; dios verdadero de Dios verdadero; engendrado no creado”
  • Y los anti-nicenos “homoiusianos” que defendían la tesis llamada “Homoiousios” quienes afirmaban que “El Hijo es “semejante” no “igual” a Dios”.

La segunda tesis; la de los “homousianos”(o nicenos) prevaleció y fue aprobada por el Emperador Constantino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s