La vida es un peregrinaje

Una etapa crucial del itinerario del Hayy es el desplazamiento que realizamos siete veces entre las colinas de Al Safá y Al Marua, en imitación al movimiento que realizó Hagar (mujer de Ibrahim) en búsqueda de ayuda y agua para su hijo Ismael cuando éste aún era bebé.

Subió varias veces de una colina a otra en un intento desesperado de divisar en el horizonte a alguna caravana o persona que le ayudara. Al no encontrar ayuda, hizo plegarias para que Allah les socorriese: era preciso un milagro para que sobreviviesen allí, en medio de la nada.

Justo entonces, el arcángel Jibreel, (Gabriel) que la paz sea con él, descendió y, según una tradición profética, con un golpe de una de sus alas abrió una grieta en ese terreno desértico e hizo brotar agua. Según algunas fuentes, Hagar empezó a recoger el agua en un pequeño charco diciendo: “Zam, zam”, es decir pidiendo que el agua se acumule. De ahí surgió la inagotable fuente de Zamzam que sigue fluyendo incesantemente en Meca.

Zamzam en sí es una señal milagrosa que muchos de nosotros damos por hecha. Esta fuente ha estado fluyendo durante cinco milenios. Ninguna otra fuente es equiparable a Zamzam, especialmente teniendo en cuenta el entorno desolado en el que fluye initerrumpidamente.

El agua hace acto de presencia como factor de salvación. Un elemento que es sinónimo de la revelación en el lenguaje coránico. Tal y como es posible la revivificación de la tierra en un entorno tan adverso y el brote de agua donde sólo había piedras, es igual de posible que la Revelación Coránica reblandezca los corazones más duros y devuelva a la vida a la humanidad después de su muerte espiritual.

No es ninguna coincidencia que en las primeras aleyas del capítulo de La Peregrinación (Al Hayy) se tracen este tipo de paralelismos entre el mundo físico y el mundo espiritual. Las siguientes aleyas con las que abre este vigésimosegundo capítulo, aunque pocas en número, son de un valor incalculable y unos significados profundos dirigidos de manera universal a toda la humanidad:

“¡Oh gente! Si dudáis de la resurrección, [recordad que,] en verdad, os creamos [a cada uno de vosotros] de tierra, luego de una gota de esperma, luego de una célula germen, luego de una masa embrionaria, completa [en sí misma] y sin embargo incompleta, para haceros claro [vuestro origen].

Y hacemos que lo que hemos dispuesto [que nazca] permanezca en los úteros por un plazo fijado, y luego os hacemos salir como niños y [os dejamos vivir] para que [algunos] alcancéis la madurez: pues de vosotros hay quienes mueren [en la infancia], y muchos de vosotros quedan reducidos en la vejez a un estado de lo más abyecto, en el que dejan de saber lo que una vez tan bien supieron.

Y puedes ver la tierra reseca y muerta, mas cuando hacemos caer agua sobre ella, [enseguida] rebulle y se hincha, y hace brotar toda clase de hermosas plantas. Así es, porque sólo Dios es la Suprema Verdad, y porque sólo El da vida a los muertos, y porque El tiene el poder para disponer cualquier cosa.”

El peregrinaje transcurre en diferentes etapas, y lo mismo hace la vida humana como nos indica este maravilloso pasaje. Desde la formación del ser humano como embrión, hasta su nacimiento, su aprendizaje, su madurez, y las etapas finales de su vida en las que se prepara para su mudanza hacia otra realidad totalmente diferente.

El peregrinaje nos remonta a nuestro padre Adán y a nuestro patriarca Abraham, y nos recuerda que todos somos hijos e hijas de los mismos antepasados; todos somos iguales ante nuestro Creador, por muy dispares que sean los idiomas que hablamos, los tonos de nuestras pieles o los colores de los ojos con los que percibimos a nuestros congéneres. Lo que cuenta en realidad, tal y como nos enseña el Profeta Muhammad, es nuestra Taqwa: nuestra piedad y consciencia de Allah que encierran nuestros corazones y que sólo Él es capaz de ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s