Los malabarismos de la libertad de expresión

Por Hisham Muhammad

La libertad de expresión entre la “Ley Mordaza” criticada por The New York Times y las viñetas de Charlie Hebdo que critica Rusia

El New York Times abría hoy su edición internacional con un artículo en plena portada bajo un título que alertaba de la creciente alarma sobre los medios informativos de España y los temores de censura que han ido plantando tanto la crisis económica como aquello que, Raphael Minder, autor del artículo, denomina “presiones del gobierno”.

El prestigioso diario estadounidense critica a la prensa española por su falta de independencia y de libertad de expresión, y achaca esta situación negativa a diferentes factores que, como dice el propio título, “estrujan” a la industria.

Por un lado, subraya las deudas que pesan sobre los hombros de los grandes medios de información limitando así su capacidad para denunciar algunas prácticas fraudulentas por parte de los grandes bancos. Por otro, está la célebre “ley mordaza” que introdujo el gobierno recortando libertades e imponiendo altas penalizaciones a aquellas protestas políticas que no cuenten con una autorización previa, así como a los autores de vídeos amateur que graben a los agentes de la policía o difundan las intervenciones policiales.

En este sentido, el diario hace referencia al informe de 38 páginas publicado ayer jueves por el Instituto Internacional de Prensa, titulado “Libertad de prensa en un tiempo de cambio” y que advierte de “evidentes peligros para el flujo libre de información”. Dicho documento disponible en línea cierra con una recomendación muy concisa: “Continuamos sugiriendo que España implemente la intención de la Ley General de Comunicación Audiovisual de 2010 y crea un regulador audiovisual independiente.”

Otro factor que destaca el diario son las presiones gubernamentales. Quizás la declaración más tajante que cita el artículo en esta línea sea aquella de Juan Pedro Velázquez-Gaztelu, periodista que abandonó el diario El País hace dos años y que afirma que los periódicos españoles “han perdido realmente la independencia editorial cuando se trata de hablar de las grandes compañías, especialmente los bancos.” Añade que no cree “que haya habido un tiempo peor para la libertad de expresión en España desde la muerte de Franco.”

El reportaje elaborado por este periódico critica, en definitiva, a algunos de los diarios de más peso en la prensa española, así como a la radio y la televisión públicas, y explica que Mariano Rajoy modificó la ley para poder nombrar al presidente de RTVE sin consultarlo con otros partidos. También expone varios casos en los que la radio y la televisión públicas encubrieron informaciones perjudiciales para el Gobierno. Cabe mencionar que informes como este a nivel internacional, han dejado sin plaza a RTVE en el Comité de Informativos de la UE. ¿Por qué aparece precisamente ahora esta crítica en un medio con tanta repercusión internacional? ¿Tiene algo que ver con la proximidad de las elecciones generales en España? Esas son algunas de las preguntas evidentes que uno no puede evitar plantearse por la publicación de un artículo así en esta coyuntura. Las redes sociales se hicieron eco de este artículo que fue motivo de debate especialmente en Twitter donde el Hashtag “The New York Times” se convirtió rápidamente en Trending Topic en España y otros países. No fueron menos polémicas las razones que convirtieron en tema tendencioso a Charlie Hebdo. El satírico francés se convirtió por enésima vez en el foco de mira y crítica por haber publicado unas nuevas viñetas controvertidas. En una de ellas se muestra a restos de un avión ruso cayendo sobre un miembro de DAESH con la capción: “Las Fuerzas Aéreas Rusas intensifican sus bombardeos.” En otra viñeta aparece el cráneo y restos de un cuerpo que podría ser en referencia a las víctimas del vuelo 9268  siniestrado en Egipto.La reacción de Moscú fue airada además de inmediata. El portavoz de  Vladimir Putin, Dmitry Peskov, tachó estas publicaciones de “sacrilegio” y aseguró que “no tiene nada que ver con la democracia o la libertad de expresión”.Además del tajante rechazo del Kremlin, los miembros del parlamento ruso o Duma lanzaron un llamamiento a su gobierno para incluir al semanario parisino en una lista negra de publicaciones extremistas y exigieron a Francia presentar disculpas.

Las autoridades británicas y estadounidenses han asegurado que tienen  la sospecha de que el avión ruso se estrelló en Egipto fruto de la explosión de una bomba que llevaba a bordo aunque la filial del mal denominado Estado Islámico en el Sinaí sigue reivindicando que fue un ataque por su parte.

Esta publicación satírica que era prácticamente desconocida antes de sus caricaturas insultantes al Profeta Muhammad (la paz sea con él) saltó a la fama a expensas de los musulmanes que se manifestaron en protesta por sus continuo desprecio a los profetas. Otras viñetas incluyen al Profeta Jesucristo, que la paz sea con él, además de otras mofas hacia distintas confesiones. En enero del presente año, pocos días después del ataque terrorista que sufrió su sede la mañana del 7 de enero y que costó la vida a 12 personas, sus ventas se incrementaron de manera estratosférica llegando a los 5 millones de ejemplares.

Quizás el incidente más parecido a las viñetas de hoy acerca del  avión ruso sean aquellas publicadas hace más de dos años y que se mofaron de la muerte de los manifestantes egipcios a manos delcharlie-hebdoscreenshot ejército. Se trata especialmente de la masacre de Rabaa Al ‘Adawiyya en la cual cayeron casi un millar de víctimas civiles cuando el ejército egipcio intentó dispersar a balazos una concentración que llevaba días en el lugar manifestando su apoyo al presidente depuesto Mohamed Morsi.

Charlie Hebdo ya había publicado previamente en su portada una caricatura de un manifestante egipcio con aspecto de religioso musulmán portando el Corán y recibiendo disparos de bala bajo la etiqueta de “Matanza en Egipto”. El titular que se eligió para esta portada de julio del 2013 fue obscenamente escatológica: “El Corán es una mierda.” Una flecha que apunta al libro sagrado contenía el texto: “Esto no para las balas.”

Las viñetas del semanal francés fueron hoy protagonista de las críticas y los comentarios negativos en Twitter que coinciden en que la libertad de opinión no puede significar herir los sentimientos de los demás y mofarse de sus desgracias de esta manera tan mórbida. Muchos twiteros indicaban de manera irónica una curiosa dualidad: mientras los ataques de Charlie hebdo tenían como objetivo al islam y a los musulmanes, personas en todo el mundo manifestó su apoyo a lo que describían como libertad de opinión bajo el lema #JeSuisCharlie.

El artículo 20 de la Constitución Española reconoce y protege una serie de libertades y derechos relacionados con la libertad de expresión que a su vez están sometidos a ciertas limitaciones como son el respeto a la intimidad, el honor y la imagen de las personas, especialmente de la juventud y la infancia. Además, indica que la ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.Ante publicaciones como las de Charlie Hebdo, lo que sí resulta realmente llamativa es la disparidad entre la reacción del gobierno ruso en defensa de sus ciudadanos y la reacción tibia de los gobiernos árabes cuando se insultó al mismísimo Profeta Muhammad y el Sagrado Corán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s