Abdul puede convertirse en el primer gobernador musulmán en EEUU

Por Hisham Muhammad

Hoy, martes, se celebran las elecciones primarias en el “estado de los Grandes Lagos”. Es una carrera electoral que podría culminar en un hecho histórico: el primer gobernador musulmán en la historia de EE.UU. Y no estamos ante cualquier estado. Se trata de Michigan, uno de los estados más grandes geográfica y demográficamente hablando, y cuna de la importante industria automovilística del país.

En pocas horas se revelarán los resultados de las urnas. Se vota un candidato de cada partido de cara a las elecciones conocidas como “midterm elections” o elecciones a mitad del mandato, que se celebrarán en noviembre. En juego están un escaño en el senado, 14 escaños en el congreso y, lo más importante, el puesto de gobernador. Quizás, la batalla por la mansión del gobernador sea la que más atención acapara en este estado norteño, no solo por la importancia del puesto sino por la diversidad de los candidatos.

Por el lado republicano, el actual gobernador Rick Snyder deja su puesto con muy bajos niveles de popularidad por su gestión de las secuelas de la crisis de contaminación del agua en la ciudad de Flint, un suceso que acabó con la vida de al menos 12 ciudadanos y dio la vuelta al mundo. Las encuestas colocan como favorito en las primerias del partido republicano al actual fiscal general Bill Schuette como favorito (36 puntos) seguido por el actual vicegobernador Brian Calley (26%).

Por otro lado, las primarias del partido demócrata, la candidata Gretchen Whitmer (35 puntos) seguida por el emprendedor del sector farmacéutico Shri Thanedar (25%) y por un joven de 33 años llamado Abdul El-Sayed (22%).

El-Sayed, doctor, epidemiólogo y ex director ejecutivo del departamento de salud de la ciudad de Detroit, ha visto cómo su popularidad ha ido in crescendo en los últimos meses, especialmente después de recibir oficialmente el respaldo tanto del conocido senador Bernie Sanders la pasada semana, como de la popular política latina Alexandria Ocasio-Cortez, flamante ganadora a finales de junio de las elecciones por el distrito 14 que incluye los barrios neoyorquinos de Queens y el Bronx.

Bernie Sanders con Abdul El-Sayed en un mitin de la campaña de este último

Los tres forman un tridente progresista que intenta cambiar la presunción de que en la zona del ‘Midwest’ estadounidense no funcionan las políticas progresistas. El eslogan de la campaña de Abdul (#DoneWaiting) sugiere un frustración y cansancio general entre la población debido a lo que consideran un cúmulo de promesas incumplidas. El estado limítrofe con Canadá tiene una de las peores infraestructuras del país, altos niveles de pobreza y violencia en ciudades como Detroit o Flint, y altos precios en la educación universitaria que la convierten casi en un privilegio elitista. Michigan cuenta con algunos campus universitarios más grandes del país, especialmente en la ciudad de Ann, Arbor.

Por ello, los principales objetivos de El-Sayed son una cobertura sanitaria universal, un sueldo mínimo de 15 dólares la hora, una educación universitaria gratuita e internet público para todos. De salir elegido hoy como candidato demócrata, Abdul tendrá todo el viento a favor para convertirse en noviembre en el primer gobernador musulmán no solo de su estado sino de la historia de Estados Unidos.

Ocasio-Cortez tomándose una selfie con El-Sayed

Al igual de Ocasio-Cortez, Abdul El-Sayyed ha convertido en una baza las críticas dirigidas a él por su identidad musulmana y el hecho de ser descendiente de inmigrantes egipcios. “Nos están diciendo que algunos de nosotros no son igual de americanos que otros, excepto que han olvidado de que América se basa en el hecho de juntarnos todos”, afirma. También ambos políticos tienen en común el no recibir fondos de grandes empresas para sus respectivas campañas.

En general los analistas pronostican no solo una victoria demócrata sino una “ola azul” en Michigan; un estado tradicionalmente demócrata pero que en 2016 vio cómo Donald Trump se colocaba ligeramente por encima de Hillary Clinton en las elecciones presidenciales.

También en Michigan, hay dos candidatas musulmanas para el Congreso. Rachida Tlaib, de origen palestino, logró algo histórico en hace diez años: fue la primera mujer musulmana elegida para en la legislatura de Estado. Ahora compite para conseguir un escaño en el Congreso de EE.UU. por el distrito 17. Por otro lado, compitiendo por el escaño del distrito 11 está Fayrouz Saad que trabajó en el Departamento de Seguridad Nacional en la era Obama. Al igual que Tlaib, adopta una postura proactiva respecto a su identidad arabo-musulmana y se da a conocer sin miedo y sin tapujos. “Deja que te hable de mí. Deja que te cuente mi historia. Deja que te diga porqué tú y yo somos iguales y no diferentes”, afirma Fayrouz.

Michigan tiene una de las comunidades musulmanas más grande y arraigadas en la historia del país, concentradas especialmente en ciudades como Dearborn o Hamtramck. No obstante, un vistazo al perfil de Facebook del candidato de origen árabe revela que la mayoría de quienes le apoyan no son ciudadanos musulmanes; y es allí precisamente, en las redes sociales, donde está probablemente el secreto del éxito de estas nuevas caras de la política en EE.UU. Un hecho esperanzador en la lucha contra los prejuicios y el odio en medio de la era Trump.

Un comentario sobre “Abdul puede convertirse en el primer gobernador musulmán en EEUU

Responder a Mohammed echchakir Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s