El Día de Arafa en 5 dichos del Profeta Muhammad

El duodécimo y último mes del calendario islámico se llama Dhul Hiyya (la Y pronunciada como la J en francés y, literalmente, significa ‘el mes de la peregrinación’). Comienza con 10 días de gran importancia en el Islam, los cuales culminan con el Día de Arafa (el noveno día) y el Eid del Sacrificio o Eid Al Adha (décimo día).

1. El peregrinaje es Arafa

Arafa es al mismo tiempo un día del año y un lugar. Ambos inseparables. Si, cronológicamente hablando, es el noveno día del mes que nos ocupa, geográficamente, es una planicie a las afueras de la ciudad de la Meca, en cuyo centro se encuentra un montículo que recibe el nombre de Monte de Arrahma (Monte de la Misericordia). Allí se congregan en el Día de Arafa los peregrinos procedentes de todo el mundo, y permanecen desde que sale el sol hasta que se pone. Son horas de devoción, oración, súplicas y lecturas del Sagrado Corán. Marcan el punto más álgido y el ritual más esencial de su peregrinación puesto que el Profeta Muhammad (P) dijo: “El peregrinaje es Arafa.”

Las simbologías de pasar ese día en el Monte de Arafa son numerosas. Por supuesto, es revivir algo que llevaron a cabo tanto el Profeta Muhammad (P) como sus antepasados los Profetas Ibrahim (P) e Ismail (P). Es un lugar y un momento del año para explorar las raíces de la Umma que se extienden en las profundidades de los milenios.

El mismo nombre Arafa (que deriva del verbo ‘conocer’ / ‘ver’ / ‘distinguir’ en árabe) indica que se trata de un día para conocer a Allah y, así, conocerse mejor a una mismo en el proceso.

Es el día del Pacto entre Allah y toda la humanidad, y nada establece estos conceptos mejor que un hadiz que curiosamente contiene una aleya. Se trata del hadiz que narra Abdullah Ibn ‘Abbas que dijo que el Mensajero de Allah (P) dijo: “Allah tomó el pacto de la descendencia de Adam en Na’mán (otro nombre para la zona de Arafa) y sacó de su espalda toda su descendencia (la Humanidad entera) esparciéndola ante Él como si fueran semillas, y les habló directamente diciendo:

[El Corán 7:172-173] «¿Acaso no soy Yo vuestro Señor? Contestaron: Sí, lo atestiguamos. Para que el Día del Levantamiento no pudierais decir: Nadie nos había advertido de esto. Ni pudierais decir: Nuestros padres eran ya idólatras y nosotros hemos sido una generación consecuente. ¿Vas a castigarnos por los que siguieron una creencia falsa?”

Este dicho del Profeta Muhammad (P) tiene profundas implicaciones. Quiere decir, que todos hemos estado en Arafa, creyentes y no creyentes, y ya dimos nuestra Shahada de que Allah es nuestro Dios y Creador. Lo hicimos antes de existir de forma corpórea. Lo hicimos en una realidad distinta en la que es absurdo hablar de espacio y de tiempo, puesto que estas dos dimensiones gobiernan el universo actual y no la realidad espiritual.

Curiosamente este pasaje coránico al que hace referencia el hadiz está en el capítulo de Al A’rāf (Las separaciones elevadas) y es un título que deriva de la misma raíz que la palabra Arafa. Y ese pacto es la mayor ma’rifa (conocimiento) que tenemos embebida en nosotros y de la que muchos no somos conscientes. Es un i’tiraf (reconocimiento de un hecho) que pronunciamos ante el Testigo (Al Shahīd) que es Allah. El Día de Arafa, por lo tanto, es una oportunidad para la Humanidad para salir de su amnesia y recordar su origen.

Es un dicho del Profeta (P) en el cual podríamos profundizar ampliamente y sacar conclusiones clarividentes acerca de la existencia humana y la visión islámica del ser humano. Por lo tanto, Arafa es un día de Ma’rifa (conocimiento) de Allah.

2. Hoy se completó el Dīn

Desde esa escena primordial de plenitud atemporal en la presencia divina, el segundo hadiz nos transmite a otra escena de plenitud, esta vez, de la revelación del mensaje de Allah. En Arafa se reveló el pasaje coránico que anunciaba la compleción y conclusión de su revelación. Se trata del versículo 3 del capítulo 5 del Corán: «Hoy os he completado vuestro Dīn…»

La palabra Dīn se suele traducir como religión. Cabe indicar que es una traducción muy limitada que no transmite las múltiples connotaciones de la palabra original en árabe. De todos modos, la religión del Islam se completó en ese día en tanto y en cuanto que se completó la revelación del Corán. Había sido revelado de manera fragmentada durante veintitrés años en Mercado primero, y luego en Medina. Así, cada versículo había ido conformando el texto coránico definitivo como si fuese un puzle compuesto de miles de piezas.

3. ¿Qué quieren?

Dice el Profeta Muhammad (P): «No hay un día en el cual sea más probable que Allah salve a sus siervos del infierno que en el día de Arafa. Se acerca y hace alarde con ellos ante Sus ángeles y dice: ¿Qué quieren estas personas?» Y en otro hadiz el Profeta Muhammad (P) dice que Allah afirma: «Estos son Mis siervos. Han venido a Mí desaliñeado y polvorientos (por su viaje de peregrinación en el desierto) desean Mi misericordia y temen Mi castigo sin haberme visto. ¿Qué harían si me hubiesen visto?»

Las preguntas de Allah alabado sea en estos hadices son preguntas retóricas a través de las cuales enfatiza ante los ángeles del estado de devoción, sometimiento y esperanza que los peregrinos depositan en Él, y como testigos de la misericordia y el perdón que Él dispensa para quienes acuden en peregrinaje hasta allí, y también para quienes viven este día con actos de adoración que les acercan a él. El hecho de dirigirse a los ángeles con esas palabras indica que los creyentes mediante el peregrinaje, el ayuno, las oraciones y los esfuerzos por obtener la complacencia de Allah nadan contra la corriente de su Nafs (ego) y con ello se acercan a un estado angelical.

4. El ayuno de Arafa

Los musulmanes en todo el mundo viven este día con oraciones, súplicas, lectura el Corán, Dhikr y, sobre todo, ayuno. Es Sunna ayunar el día de Arafa. De hecho, preguntaron al Profeta Muhammad (P) acerca del ayuno de este día y dijo: «Borra las faltas del año anterior y el año siguiente.» Los eruditos interpretan este hadiz con que se trata de un perdón que afecta las faltas menores contra Allah, mientras que las faltas y pecados mayores se perdonan con Tawba y restableciendo los derechos de los demás ai esas faltas les afectan.

5. ¿He hecho llegar el mensaje?

En el Monte de Arafa fue donde el Profeta Muhammad (P) dio su sermón conocido como la Jutba de la Despedida. Lo comienza indicando que él es consciente de que puede ser su último sermón, y acto seguido habla de una serie de derechos y obligaciones que van desde los derechos de la mujer, hasta la sacralidad de la vida y la propiedad, pasando por la abrogación de la usura. Después de cada afirmación preguntaba: “¿Acaso no os he hecho llegar el mensaje?” Desde un sentido de la responsabilidad y del deber acumulado tras veintitrés años de misión y continuo esfuerzo para sacar a la luz su eterno mensaje.

Equipara a mujeres y hombres diciendo: «Vuestras mujeres tienen derechos sobre vosotros, y vosotros tenéis derechos sobre ellas.» Y ello en una época en la cual la norma en la práctica totalidad de las sociedades de la Tierra era menospreciar a la mujer y considerarla un mero objeto y una propiedad del hombre.

«Vuestra sangre y vuestros bienes son igual de sagrados que este día en el que estáis (Arafa) en este mes en el que estáis (Dhul Hiyya) y en esta tierra en la que estáis (la Meca).» Esta afirmación es más actual que nunca, en una época que ha visto la expansión de ideas extremistas ajenas a las enseñanzas del Profeta Muhammad (P), que cuestan la vida de manera salvaje a miles de musulmanes. En tiempos en los cuales la insaciable codicia de unos cuantos despoja a pueblos enteros de su Humanidad y su dignidad innata. Y es un discurso vigente en esta era en la cual las potencias mundiales compiten para elaborar las herramientas más mortíferas con el potencial de acabar con millones de personas presionando un botón. La Jutba de Arafa es una llama a la Humanidad a la sensatez y a escapar de la secularización de lo que Allah establece como sagrado, especialmente la vida y los derechos del ser humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s